RAUXA

febrero 19, 2010

MI MALA EDUCACIÓN.- ( El Club de las Canciones )

No sé lo que tendría NIRE en mente cuando propuso el tema de esta semana, LA MALA EDUCACIÓN, probablemente su intención era abrir un debate sobre el sistema de enseñanza actual o sobre los valores de la juventud de hoy día o simplemente sobre la gente que es incapaz de comportarse de una forma correcta y civilizada en su entorno, pero a mí su propuesta me ha llevado a hurgar en el pasado, en mi propia educación. Porque si la escuela es el lugar donde se ponen los cimientos que han de conformar la personalidad del individuo, mi edificio debería haberse derrumbado hace años.

Educar es un proceso que permite a la persona no solo adquirir conocimientos, sino también aprender normas de conducta y valores, al tiempo que asimila la forma de ver el mundo y la manera de ser de anteriores generaciones, pero siempre desde el respeto a los demás y, sobretodo, a uno mismo.

“Educar no es fabricar adultos según un modelo sino liberar en cada hombre lo que le impide ser él mismo, permitirle realizarse según su ‘genio’ singular.” Olivier Reboul.

Mis primeros años de escuela, concretamente desde los seis a los once, transcurrieron en un colegio femenino de las “hermanas de la caridad” (aunque lo de caridad debería ir acompañado de un enorme signo de interrogación), del que tengo recuerdos más bien tristes. Estoy segura que mis padres lo hicieron con la mejor de las intenciones, en esa época la escuela pública tenía mala fama y querían lo mejor para sus hijos, pero fue una decisión equivocada, puesto que estos años fueron los peores de mi infancia.  

Y no lo digo por los rezos diarios, ni por ridículo mes de María (aún recuerdo las ofrendas con feas flores de plástico pagadas por los padres y reutiliazadas al año siguiente), ni por los odiosos uniformes con su incómodo cuello de plástico, ni por las clases de religión con sus listas de mandamientos y pecados varios,  ni por los menús más o menos asquerosos del comedor escolar,  ni por la disciplina aunque se les escapara alguna torta de vez en cuando.  Todas estas pequeñeces venían en el lote.

 ¿Qué se podía esperar de un centro religioso enmarcado en el sistema de educación nacional católico de la época franquista? 

La de las gafas y el pelo corto soy yo

Peor que todo esto fue el trato que me dispensaron las monjas. El desprecio y la burla fueron la constante de esos años, o  por lo menos yo lo viví así.  Siempre me sentí tratada de forma diferente a mis compañeras, lo que me convirtió en una niña acomplejada, tímida y callada. 

 Supongo que no fui la única y que otras niñas pasaron por una experiencia parecida, pero yo lo recuerdo todavía con tristeza y me parece que el comportamiento de las religiosas fue impropio de su edad y condición. Y siempre he pensado que mi lugar no era aquel y que si hubiera pertenecido a una familia rica y con mayor peso en la sociedad de la época el trato habría sido exquisito.

Por suerte mis padres advirtieron que no era feliz en ese centro y con once años pase al Instituto, el único que había en Menorca por aquel entonces.  Allí las cosas mejoraron considerablemente, puesto que me sentí más libre e integrada.  

Recuerdo formaciones en el patio para soportar la prédica matinal del capellán de turno, clases obligatorias y evaluables de religión católica, formación del espíritu nacional, corte y confección y clases separadas (veíamos a los niños solo en el patio), pero los profesores, algunos más carcamales que otros, eran todos seglares salvo el de religión y el ambiente a pesar de la estricta disciplina de la época era mucho más agradable.

no es mi instituto, es más antigua, pero da yuyu no ?

no es mi instituto, pero da yuyu, no ??

Aunque el paso de los años nos haga ver las cosas desde otra perspectiva y la escuela de la vida nos ayude a superar los posibles “traumas infantiles”, yo estoy convencida que recibí una “mala educación” que dejó algunas secuelas, a saber: No soy religiosa, nunca he querido tener trato alguno con monjas y me prometí a mi misma que mis hijos estudiarían en un colegio público y laico, que aunque digan que los tiempos han cambiado… por si acaso.

Para poner música al tema de hoy he recurrido al cine, a dos películas que hablan de colegios, niños y maestros, pero de épocas diferentes y con protagonistas muy distintos.

La historia de LA MALA EDUCACIÓN, dirigida por Almodovar en 2004, transcurre en un colegio religioso para niños al principio de la década de los sesenta. La película fue rechazada por la iglesia católica por sus referencias a abusos sexuales por parte de los religiosos con sus alumnos, llegando a ser prohibida en países como Polonia.


De la BSO del film he elegido esta versión de MOON RIVER cantada por el niño PEDRO JOSÉ SÁNCHEZ MARTÍNEZ. No es la mejor canción de la película, pero la escena del niño cantando con su voz angelical acompañado por el capellán a la guitarra no tiene desperdicio, siento haber encontrado solo una foto.


MOON RIVER.- PEDRO JOSÉ SÁNCHEZ MARTÍNEZ

(BSO LA MALA EDUCACIÓN)


ENLACE GOEAR

Moon river… no te olvidaré,
yo no me dejaré llevar
por el agua, agua turbia
del río de la luna
que suena al pasar.

Río y luna, dime dónde están,
mi dios, el bien y el mal,
decid.

Yo quiero saber
qué se esconde en la oscuridad
y tú lo encontrarás,
río y luna… adiós.

Mi luna, ven y alúmbrame,
no sé ni dónde estoy, por qué.

Oigo el rumor de aguas turbias
que me llevan lejos, muy lejos de mí.

Moon river… dime dónde están
mi dios, el bien y el mal,
decid.

Yo quiero saber
qué se esconde en la oscuridad
y tú lo encontrarás,

Moon river… adiós.

La historia de LA LENGUA DE LAS MARIPOSAS transcurre en un pequeño pueblo gallego en 1936, especialmente en su escuela. Don Gregorio, el maestro, de ideas liberales y republicanas, será víctima de la sublevación fascista que marca el inicio de la guerra civil.

Este es uno de los diálogos del maestro con Moncho, uno de sus pequeños alumnos:

(Moncho) –Cuando uno se muere, ¿se muere o no se muere?
(Don Gregorio) –¿En su casa qué dicen?
–Mi madre dice que los buenos van al cielo y los malos al infierno.
–¿Y su padre?
–Mi padre dice que de haber juicio final, los ricos se irían con sus abogados. Pero a mi madre no le hace gracia.
–¿Y usted qué piensa?
–Yo tengo miedo.
–¿Es usted capaz de guardar un secreto? (Moncho asiente con la cabeza.) Pues, en secreto, ese infierno del más allá no existe. El odio, la crueldad: eso es el infierno. A veces el infierno somos nosotros mismos.”

La canción no pertenece a la BSO de la película, pero como si lo fuera, porque retrata perfectamente a su protagonista. Se titula EL MAESTRO y canta PATXI ANDION.


EL MAESTRO.- PATXI ANDION (LA LENGUA DE LAS MARIPOSAS)



Con el alma en una nube
y el cuerpo como un lamento
viene el problema del pueblo
viene el maestro

El cura cree que es ateo
y el alcalde comunista
y el cabo jefe de puesto
piensa que es un anarquista.

Le deben 36 meses
del cacareado aumento
y el piensa que no es tan malo
enseñar toreando un sueldo.

En el casino del pueblo
nunca le dieron asiento
por no andar politiqueando
ni ser portavoz de cuentos.

Las buenas gente del pueblo
han escrito al ministerio
y dicen que no esta claro
como piensa este maestro

Dicen que lee con los niños
lo que escribió un tal Machado
que anduvo por estos pagos
antes de ser exiliado.

Les habla de lo innombrable
y de otras cosa peores
les lee libros de versos
y no les pone orejones

Al explicar cualquier guerra
siempre se muestra remiso
por explicar claramente
quien venció y fue vencido.

Nunca fue amigo de fiestas
ni asiste a las reuniones
de las damas postulantes
esposas de los patrones.

Por estas y otras razones
al fin triunfo el buen criterio
y al terminar el invierno
le relevaron del puesto

Y ahora las buenas gentes
tienen tranquilo el sueño
porque han librado a sus hijos
del peligro de un maestro

Con el alma en una nube
y el cuerpo como un lamento
se marcha,
se marcha el padre del pueblo
se marcha el maestro.

Y para terminar con algo más alegre, os dejo una canción que los más carrozas recordaran de sus excursiones colegiales.


VAMOS A CONTAR MENTIRAS.- NIÑOS

 ENLACE GOEAR

Ahora que vamos despacio, (bis)
vamos a contar mentiras, tralará, (bis)
Vamos a contar mentiras.

Por el mar corren las liebres, (bis)
por el monte las sardinas, tralará, (bis)
por el monte las sardinas.

Yo salí de un campamento (bis)
con hambre de tres semanas, tralará, (bis)
con hambre de tres semanas.

Me encontré con un ciruelo (bis)
cargadito de manzanas, tralará, (bis)
cargadito de manzanas.

Empecé a tirarle piedras (bis)
y caían avellanas, tralará, (bis)
y caían avellanas.

Con el ruido de las nueces (bis)
salió el amo del peral, tralará, (bis)
salió el amo del peral.

Chiquillo no tires piedras (bis)
que no es mio el melonar, tralará, (bis)
que no es mio el melonar.

Que es de una foncarralera (bis)
que vive en El Escorial, tralará, (bis)
que vive en El Escorial.

Anuncios

9 comentarios »

  1. Rauxa, tú como yo, de las monjitas poquitos buenos recuerdos, perdón, no voy a generalizar, en mi colegio había dos que eran buenas de verdad 🙂 aunque las tuyas en la foto parecen tan buenas como tú y el resto de las niñas.
    Moon River me ha encogido el corazón.
    Míra que al maestro ocurrírsele intentar dar una educación imparcial…¡qué pérdida de tiempo! y ¡qué peligro!…para él.
    ¡ME QUEDO CON LA ÚLTIMA!. Perdona que grite que es de mala educación, aquí estoy cantándola Un besazo.

    Comentario por Gales — febrero 19, 2010 @ 8:42 pm

  2. A mi la que más me ha gustado es la de contar mentiras 😀 y no hay nada cómo decir que me vas a pisar una canción para que te vayas al otro extremo :mrgreen: jejeje…

    Si por algo doy gracias yo es porque mis padres nunca me llevaron a colegios religiosos. Pero si he de destacar uno, lo haré de la meva escola Estel. No sólo era el aprender en catalán (los profes nos traducían los libros) es que era una escuela de educación experimental. Aunque no sé si ahora siguen o no dado que sé que abrieron muchas franquicias.

    El colegio era privado, una cooperativa integrada sobre todo por gente del PSUC, que nos manifestábamos para conseguir que nos hicieran publicos, al final se quedó en un ni pa’ti ni pa’mi, concertado…

    Pero no dejo recordar mi clase de 3º de EGB, ¡¡¡era un garaje!!! en un callejón sin salida…

    Comentario por Nynaeve — febrero 19, 2010 @ 9:54 pm

  3. Yo tampoco sé qué tenía en mente cuando puse el tema. De hecho, me ha costao un huevo hacer el post, pero suscribo de arriba abajo lo escrito por ti. Quizás lo único bueno que recibimos de aquella educación es que consiguieron que saliéramos ateos o agnósticos perdidos.

    Un petó molt gran.

    Comentario por Nire — febrero 20, 2010 @ 9:27 am

  4. Sería de mala educación no decir lo que siempre digo, a riesgo de parecer poco original: Rauxa haces unos posts geniales. Bien trabajados, bien pensados, bien documentados y con una exquisita selección musical…
    Bexos 🙂

    Comentario por La última Grupi — febrero 20, 2010 @ 1:22 pm

  5. Pd.- Por cierto, yo me eduqué en un colegio republicano español en México… así que mi mala educación procede de… jejeje…

    Otra vez, bexos

    Comentario por La última Grupi — febrero 20, 2010 @ 1:23 pm

  6. Alejandra,tuviste mejor suerte que yo, me habría encantado ir a un colegio republicano y laico. Pero hay cosas que no se pueden escoger y cuando miro hacía atrás, reconozco que he superado bastante bien mis posibles traumas y que soy moderadamente feliz y mucho más madura y segura de mi misma.

    En cuanto al post, espero que te divierta leerlo por lo menos la mitad de lo que yo me he divertido preparándolo. Un beso muy fuerte

    Comentario por rauxa — febrero 20, 2010 @ 4:41 pm

  7. Nire, yo que pensé que tendrías algo ya preparado con lo que sorprendernos. La verdad es que yo tuve claro desde el principio lo que quería contar en esta entrada, supongo que después de tantos años me apetecía sacar estas miserias al sol y desempolvar viejos fantasmas. La verdad es que no puedo cometer la simpleza de achacar a las monjas todos mis problemas pasados, pero sí hacerlas responsables de mi poca fe en la iglesia y en los religiosos en general.

    Como tu bien dices, han hecho de nosotros cuanto menos… unos agnósticos.

    Muxu!!

    Comentario por rauxa — febrero 20, 2010 @ 4:47 pm

  8. Nyna, otra boluda, como dicen los argentinos. Yo tuve que aprender a escribir mi lengua, el catalán, a los cuarenta años. Y eso digan lo que digan los defensores del idioma patrio-nacional, el castellano, es una putada. Ni que decir tiene que hubiera preferido tu cochera que el lúgubre y oscuro colegio que me tocó en suerte, porque además de estar regentado por brujas con hábito y cofia, también era feo y oscuro.

    Besitos!!

    PD esta vez le he puesto los cuernos a Serrat.

    Comentario por rauxa — febrero 20, 2010 @ 4:51 pm

  9. Gales, supongo que alguna buena habría y que no debería generalizar, pero en el desván de mi memoria solo guardo malos recuerdos… por algo será !!

    Si la canción te ha parecido emotiva, tendrías que ver la escena de la película… yo aún recuerdo la mirada del cura al niño. Demasiado asqueroso para ser real, pero a veces la realidad puede superar a la ficción y casos de pederastas con sotana, haberlos, haylos!!

    NO ME IMPORTA QUE GRIIIITEEEEEEEEEEEES !!

    Comentario por rauxa — febrero 20, 2010 @ 4:56 pm


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: