RAUXA

mayo 7, 2010

NIÑO SIN NIÑO.- (El Club de las Canciones)

No sé cómo calificar la propuesta de CELIA para este viernes, su tema SI YO FUERA UN NIÑO es cuanto menos… desconcertante.

El próximo mes cumpliré 52 años y mi niñez queda muy lejos, tanto, que a duras penas tengo algún recuerdo confuso de esos años y esta amnesia choca frontalmente con la buena memoria de Xarbet , que es capaz de rememorar acontecimientos de su más tierna infancia. A veces, cuando me sorprende con anécdotas acaecidos cuando contaba solamente con cuatro años de edad, me siento descolocada y solo se me ocurre afirmar que mi infancia sería muy modélica y tranquila cuando no me acuerdo de casi nada.


Dicho esto, comprenderéis que es complicado sentirse niño otra vez llevando a cuestas la mochila de todos estos años y oteando la infancia como algo tan lejano y confuso. Además, tampoco puedo recurrir a mis hijos, que ya son unos adultos responsables, por lo que he decidido convertir esta entrada en un mix entre los pocos recuerdos de mi propia niñez y mis deseos para todos los niños de este mundo.

Recuerdo mi infancia como un periodo apacible, sin estridencias ni sobresaltos. Siempre me han contado que fui una niña quieta y tranquila, que tardó en aprender a andar y que podía pasarse horas jugando sentada en el suelo sin moverse hasta que su hermano, un año menor, le daba la mano para que se levantara. Y algo de verdad habrá puesto que siempre he sido una verdadera nulidad a la hora de practicar algún deporte o ejercicio físico.

Poco recuerdo de mi primera etapa escolar, ni de mis amigos de infancia que fueron más bien pocos. Vivíamos bajo las alas protectoras de una madre que se desvivía por nosotros y que temía dejarnos volar, en una época sin actividades extraescolares, sin internet, sin mp3, ni teléfono móvil, etc… en la que el día a día solía pasar entre casa y el cole y el cole y casa.

Mi hermano fue mi compañero de juegos y mis grandes aliados… los libros. Cuando no se tiene tocadiscos hasta los trece años y la televisión solo ofrece dos canales en blanco y negro, es más fácil aficionarse a la lectura, probablemente en esto fuimos más afortunados que los niños de hoy.

Para que os hagáis una idea de los programas infantiles que podían verse en televisión esos años, he elegido este video de Los Chiripitifláuticos . Fue un programa infantil de gran éxito, que emitía Televisión Española, la 1, todas las tardes desde finales de los años 60 hasta principios de los 70.  Sin comentarios !!

LA VACA PACA.- LOS CHIRIPITIFLÁUTICOS

Si fuera niña ahora, no sé qué programas vería, ni que canciones escucharía, ni como sería mi infancia, solo sé que, si pudiera elegir, pediría volver a nacer en un entorno parecido al que viví, y esto es lo que deberían disfrutar todos los niños de la tierra.

Todos los niños tienen derecho a llegar a este mundo sintiéndose deseados, rodeados del cariño de su familia. Todos los niños deberían crecer sin pasar hambre, recibiendo una educación digna que les enseñara  a crecer como personas, independientemente de su sexo, raza o religión. Todos los niños deberían vivir como personas libres y poder disfrutar de la naturaleza y, sobre todo, los niños deberían poder ser niños y disfrutar de unos años de inocencia.

Los dos temas que os pongo a continuación, tratan estos temas. El primero, del grupo MANÁ, nos habla del mundo que estamos dejando a nuestros hijos y de cómo estamos destrozando el planeta, y se pregunta… ¿DÓNDE JUGARÁN LOS NIÑOS?

El segundo es, cómo no, de SERRAT y nos habla de un niño de la calle, un NIÑO SILVESTRE, quien como muchos, desgraciadamente, se gana la vida trapicheando en negocios más bien turbios, sin nadie que vele por él. Un niño abandonado a su suerte, que tiene un triste porvenir, un NIÑO SIN NIÑO.

DÓNDE JUGARÁN LOS NIÑOS.- MANÁ


ENLACE GOEAR

Cuenta el abuelo que de niño el jugó
Entre árboles y risas y alcatraces de color
Recuerda un río transparente sin olor,
Donde abundaban peces, no sufrían ni un dolor

Cuenta el abuelo de un cielo muy azul,
En donde voló papalotes que él mismo construyó
El tiempo pasó y nuestro viejo ya murió
Y hoy me pregunté después de tanta destrucción

Dónde diablos jugarán los pobres niños?
Ay ay ay! en dónde jugarán
Se está pudriendo el mundo ya no hay lugar

La tierra está a punto de partirse en dos
El cielo ya se ha roto, ya se ha roto
ya se ha roto el llanto gris
La mar vomita rios de aceite sin cesar

Y hoy me pregunté después de tanta destrucción
Dónde diablos jugarán los pobres niños?
Ay ay ay. En dónde jugarán?
Se está pudriendo el mundo, ya no hay lugar

Dónde diablos jugarán los pobres niños?
Ay ay ay. En dónde jugarán?
Se está partiendo el mundo, ya no hay lugar

NIÑO SILVESTRE.- JOAN MANUEL SERRAT


ENLACE GOEAR

Hijo del cerro
presagio de mala muerte,
niño silvestre
que acechando la acera viene y va.

Niño de nadie
que buscándose la vida
desluce la avenida
y le da mala fama a la ciudad.

Recién nacido
con la inocencia amputada
que en la manada
redime su pecado de existir.

Niño sin niño
indefenso y asustado
que aprende a fuerza de palos
como las bestias a sobrevivir.

Niño silvestre
lustrabotas y ratero
se vende a piezas o entero,
como onza de chocolate.

Ronda la calle
mientras el día la ronde
que por la noche se esconde
para que no le maten.

Y si la suerte
por llamarlo de algún modo,
ahuyenta al lobo,
y le alarga la vida un poco más.

Si el pegamento
no le pudre los pulmones,
si escapa de los matones,
si sobrevive al látigo, quizás

llegue hasta viejo
entre cárceles y ‘fierros’
sembrando el cerro
de más niños silvestres, al azar.

y cualquier noche
en un trabajo de limpieza
le vuele la cabeza
a alguno de ellos, sin pestañear.

Niño silvestre
lustrabotas y ratero
se vende a piezas o entero,
como onza de chocolate.

Ronda la calle
mientras el día la ronde
que por la noche se esconde
para que no le maten.

Anuncios

11 comentarios »

  1. A mí me pasa justo al contrario Cris, recuerdo con mayor claridad sucesos de mi infancia que de mi juventud o de hace 10 años, sin embargo me acabo de dar cuenta de que he vuelto “a recuperar la memoria” desde que nacieron mis hijos. Es curioso.

    Muy bonito lo que has escrito y las canciones de Maná y Serrat, de los chiripitifláuticos no tengo recuerdos jejé.

    Muchos besos eras una niña preciosísima

    Comentario por Gales — mayo 7, 2010 @ 1:36 pm

  2. Ya ves, chiquilla, yo al paso que voy, tendré que esperar a recuperar la memoria con mis nietos… si es que mis hijos deciden ser padres algún dia.

    Me agrada que te haya gustado lo que he escrito, pues yo esta semana no estaba muy convencida del resultado.

    En cuanto a “los chiripitifláuticos” me hizo gracia encontrar el video y os lo puse para que viérais la televisión que se hacía en aquellos años… para compararlos con los programas infantiles que se hacen ahora. Me queda la duda de si los niños de antes éramos tontos o los de ahora son demasiado listos.

    Un beso!!

    PD Por cierto, visto lo jovencísima que apareces en la foto de tu perfil de facebook… ¿Cómo te vas a acordar de un programa infantil de los sesenta?

    Comentario por rauxa — mayo 7, 2010 @ 2:03 pm

  3. Tú sigues siendo una niña preciosa y se parece muchísimo a ti mi sobrina-nieta, ¡oh, será que todas las niñas bonitas se parecen!. Luego con más tiempo comentaré el post.Un beso

    Comentario por Buenosdíasmalasuerte y Usted Paraguas — mayo 7, 2010 @ 4:34 pm

  4. Una niña preciosa que, por lo poco que te conzoco, se ha transformado en una gran mujer, por tanto buena infancia.

    Los chiripitifláuticos ni idea claro, demasiada diferencia de edad para tener los mismos recuerdos televisivos de la infancia. La canción de Maná me ha encantado. No me apasiona este grupo, aunque de vez en cuando sí me pongo alguna canción suya, pues algunas son interesantes, ésta por ejemplo. La de Serrat (como ibva a falatar el Nano en un post tuyo), genial. Preciosa canción, muy triste y desgarradoramente real.

    Petonets maca.

    Comentario por Erprofe — mayo 7, 2010 @ 6:16 pm

  5. Siempre me sorprende la forma en que eres capaz de hilar los temas, sin dejar de revindicar, un aplauso a esos deseos tuyos que también son los mios, para que todos los niños del mundo consigan una niñez feliz como fue la tuya y como ha sido la mia, por suerte.
    Los chiripitiflauticos yo los recuerdo por mi hermano mayor y más por recopilaciones en tve, pero tienen su gracia, yo es que soy más de la bola de cristal, jeje.
    La canción de Maná me encanta, y Serrat como siempre Serrat.
    Un bico enorme.

    Comentario por celialor — mayo 7, 2010 @ 7:30 pm

  6. De los niños de hoy, me preocupa verlos por una parte más débiles y por otra mas crueles. Débiles los que viven en un entorno protegido en el que lo tienen todo. Y crueles los que se escapan a este circulo y aprenden demasiado rápido las malas artes y a la vez, los derechos que la sociedad les da, sin querer aceptar ningún derecho. Una polarización que no es siempre cerrada, sino que tiene fugas, sobre todo en el mal sentido.

    Comentario por Xarbet — mayo 7, 2010 @ 8:51 pm

  7. Antonio será que los miramos con buenos ojos y que todos nos parecen guapos, niñas y niños. Supongo que su encanto viene dado por su inocencia y por su aparente fragilidad que nos desarma del todo y así debe ser, los adultos somos responsables de su felicidad y de su bienestar.

    Hasta cuando quieras, un abrazo!!

    Comentario por rauxa — mayo 7, 2010 @ 9:20 pm

  8. Sabía que te gustaría la canción de Maná, y es que con el tiempo nos vamos conociendo todos un poquito.

    Un defensor de la naturaleza y de los animales como tú tenia que sentirse identificado con el llamamiento que nos hace esta canción: Si dejamos que el mundo se pudra, que la tierra se parta en dos, no habrá lugar para que los niños jueguen.

    Un beso!!

    Comentario por rauxa — mayo 7, 2010 @ 9:26 pm

  9. Celia, yo también veía “La bola de Cristal”, pero lo hacía acompañando a mis hijos pequeños. Ya ves, cosas de la edad.

    Lo cierto es que el tema al principio me costó, no sabía muy bien como enfocarlo, pero Serrat vino en mi rescate. Al recordar esta canción sobre un niño de la calle, un “niño sin niño” (la expresión me parece genial, por esto la he usado como título), supe hacia donde tenia que andar.

    Una mamá tan reciente como tú, debe tener más facilidad para hablar de los niños. Después paso a verte, un abrazo

    Comentario por rauxa — mayo 7, 2010 @ 9:36 pm

  10. Soy como tú, apenas tengo noción de mi primera infancia. De hecho puedo decir que fuimos “vecinos” porque viví en Mallorca entre los dos y los cuatro años y sin embargo no tengo el más mínimo recuerdo de que fuera así. Me ha encantado lo de los Chiripitiflauticos, es mi primera imagen de la tele y siempre nos quedará un puntito de nostalgia al verlos, mezclada con las buenas sensaciones de aquella época.

    Geniales las fotos. 😉

    Comentario por Antton — mayo 9, 2010 @ 9:10 am

  11. …y qué difícil es ser niño.Tengo numerosos recuerdos de infancia y unos cuantos “insight” reveladores, como cuando descubrí que juntando palabras podía construir frases.Los chipiriti… los odiaba,qué rancios.Buena elección de canciones para mostrar lo que dices…la de Serrat con una letra muy buena … niño sin niño.

    Comentario por Buenosdíasmalasuerte y Usted Paraguas — mayo 9, 2010 @ 8:13 pm


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: