RAUXA

febrero 26, 2012

VUELVE EL GRIS.- (El Club de las Canciones)

Nuestra compañera GALES nos propone un tema complicado, LA REALIDAD. Y digo complicado, porque resulta difícil, ya de entrada, encontrar una definición consensuada de la palabra. La interpretación del término ha ido variando según el filósofo de turno y basándose en la mayor o menor importancia que se daba a los sentidos en la percepción subjetiva de nuestro entorno.

Podriamos llamar realidad, al conjunto de las cosas existentes, como así también a las relaciones que estas mantienen entre sí. En definitiva aquello real es lo que existe, ocurre o se mueve en nuestro entorno, aquello que afecta a nuestra vida.

Esta realidad, que no siempre se adapta a lo que habríamos imaginado o deseado, es la que a veces, supongo que como mecanismo de defensa, intentamos idealizar, fantaseando con un mundo mejor, más justo y más agradable.

Pero las fantasías son solo eso, fantasías, y al poner los pies en el suelo nos damos un batacazo, un baño de realidad.



Mi primer tema de hoy es eso, una fantasía, una búsqueda de un país utópico y maravilloso YOUKALI. La canción fue compuesta por Kurt Weill, sobre un poema de Roger Fernay, durante su exilio en París y en la Segunda Guerra Mundial se convirtió en una pequeña pieza artística de gran valor para la resistencia al nazismo.

Ha sido cantada por voces espléndidas y tan dispares como por ejemplo: ANA BELEN, UTE LEMPER, LUCRECIA o DIEGO EL CIGALA.

Os he dejado los enlaces por si queréis compararlas y yo, me he decantado por la versión más lírica, por la potente voz de la soprano americana TERESA STRATAS.

YOUKALI.- TERESA STRATAS


C’est presque au bout du monde
ma barque vagabonde
errant au gré de l’onde
m’y conduisit un jour
l’île est toute petite
mais la fée qui l’habite
gentiment nous invite
a en faire le tour.

Cerca del fin del mundo
mi barca vagabunda
errante por las olas
me llevó allí un día
la isla es pequeñita
pero el hada que la habita
amablemente nos invita
a recorrerla.

Youkali, c’est le pays de nos désirs
Youkali, c’est le bonheur, c’est le plaisir
Youkali, c’est la terre où l’on quitte tous les soucis
c’est, dans notre nuit, comme une éclaircie
l’étoile qu’on suit, c’est Youkali

Youkali es el país de nuestros deseos
youkali es la felicidad, es el placer
youkali, es la tierra donde nos olvidamos de todas nuestras preocupaciones
es como un destello de luz en nuestra noche
la estrella que a seguir, eso es Youkali

Youkali, c’est le respect de les voeux échangés
Youkali, c’est le pays des beaux amours partagés
c’est l’espérance qui est au coeur de tous les humains
la délivrance que nous attendons tous pour demain

Youkali, es el respeto a todas las promesas
Youkali, es el país de los amores compartidos
es la esperanza que hay en el corazón de todos los hombres
la liberación que esperamos para mañana

Youkali, c’est le pays de nos désirs
Youkali, c’est le bonheur, c’est le plaisir
mais c’est un rêve, une folie
il n’y a pas de youkali
mais c’est un rêve, une folie
il n’y a pas de youkali
mais c’est un rêve, une folie
il n’y a pas de youkali

Youkali es el país de nuestros deseos
youkali es la felicidad, es el placer
pero es un sueño, una locura
no existe Youkali.
Pero es un sueño, una locura
no existe Youkali

Et la vie nous entraîne
lassante, quotidienne
mais la pauvre âme humaine
cherchant partout l’oubli
a, pour quitter la terre
se trouver le mystère
où nos rêves se terrent
en quelque Youkali

Y la vida nos arrastra
pesada, cotidiana
pero la pobre alma humana
buscando el olvido
debe abandonar la tierra
para encontrar el misterio
donde los sueños se esconden
en algún Youkali

Youkali, c’est le pays de nos désirs
Youkali, c’est le bonheur, c’est le plaisir
Youkali, c’est la terre où l’on quitte tous les soucis
c’est, dans notre nuit, comme une éclaircie
l’étoile qu’on suit, c’est youkali

Youkali es el país de nuestros deseos
Youkali es la felicidad, es el placer
Youkali, es la tierra donde nos olvidamos de todas nuestras preocupaciones
es como un destello de luz en nuestra noche
la estrella que a seguir, eso es Youkali

Youkali, c’est le respect de tous les voeux échangés
Youkali, c’est le pays des beaux amours partagés
c’est l’espérance qui est au coeur de tous les humains
la délivrance que nous attendons tous pour demain

Youkali, es el respeto a todas las promesas
Youkali, es el país de los amores compartidos
es la esperanza que hay en el corazón de todos los hombres
la liberación que esperamos para mañana

Youkali, c’est le pays de nos désirs
Youkali, c’est le bonheur, c’est le plaisir
mais c’est un rêve, une folie
il n’y a pas de Youkali
mais c’est un rêve, une folie
il n’y a pas de Youkali

Youkali es el país de nuestros deseos
youkali es la felicidad, es el placer
pero es un sueño, una locura
no existe Youkali.
pero es un sueño, una locura
no existe Youkali

Después de haber visitado la isla misteriosa y comprobado que solo existía en nuestros sueños, toca aterrizar, poner los pies en el suelo, aunque se “acabe la diversión” y apechugar con la gris realidad que nos toca vivir en estos momentos. Y en ningún momento estoy hablando de mi entorno personal, donde estamos llevando la crisis con tranquilidad y resignación.

Estoy hablando de todos los cambios que se han producido ya en el país desde que el mapa se tiñó de azul, de los que todavía nos esperan, que no pintan nada bien y, sobre todo, de lo acaecido en Valencia hace tan solo unos días.

La represión policial injustificada, casi brutal, de una manifestación estudiantil que vi en televisión me llenó de desasosiego. Me parecio un regreso al pasado, una vuelta a las cavernas de la dictadura franquista que no podemos, ni debemos, tolerar. La foto paso del gris al color, pero las actuaciones fueron similares.


Para poner música a este sentimiento gris, he elegido una canción de LLUÍS LLACH, CAMPANADES A MORTS.

El cantautor la compuso en 1977 en recuerdo de los hechos acaecidos el año anterior, que fueron, según palabras de Llach, el primer fracaso de la transición:

“El 3 de marzo de 1976 la policía armada irrumpe en la iglesia de San Francisco de Asís de Gasteiz, donde se habían refugiado cientos de trabajadores en huelga. La brutal represión policial terminó con la muerte de 5 trabajadores y causó heridas de bala a más de 150. Manuel Fraga era entonces ministro de Gobernación”

El vídeo elegido para este tema resulta impresionante, fue grabado en el acto de conmemoración de los 30 años de estos sucesos. Canta Lluís Llach, acompañado por la Orquesta Sinfónica de Gasteiz y del Orfeón Donostiarra. Sobran palabras.

CAMPANADES A MORTS.- LLUÍS LLACH


Anuncios

7 comentarios »

  1. No conocía la de Youkali… ¡mola!

    Comentario por Nynaeve — febrero 27, 2012 @ 7:55 pm

  2. Me alegra que te guste, suponía que la segunda la conoceríais todos y Youkali le da el contrapunto. Yo la descubrí hace unos años viendo un espéctaculo de teatro en pequeño formato (te dejo el enlace del video promocional) y después la volví a escuchar en la voz de Diego el Cigala, en su disco de tangos. Aunque para esta entrada estuve buscando versiones y al final, me decidí por la más académica y potente. Un beso

    Comentario por Rauxa — febrero 28, 2012 @ 8:55 am

  3. Sobre el tema Youkali, la letra es muy buena, aunque el ritmo…, demasiado pausado para mi ya me conoces 😉 Eso sí, la voz, espectacular.

    Campanades a morts es una maravilla por todo lo que significa. Y además está tristemente de actualidad.

    Petonets.

    Comentario por Erprofe — marzo 3, 2012 @ 6:05 pm

  4. Querida Cristina:

    Cuando escucho un acordeón en la música francesa, me invade la nostalgia. Siempre me hace imaginar callejones oscuros y vidas rotas.
    No conocía la versión de Teresa Stratas. Sin duda, la voz es impresionante y la interpretación, insuperable.
    En cuanto al tema de Llach, ¿qué te puedo decir? Me decanto por él sin pensar.
    Muchas gracias por tu elección. Me ha gustado mucho, a pesar de cierto rregusto a desaliento. ¿Será que la realidad, en este momento, nos supera?
    Besos.

    Comentario por alejandradiazortiz — marzo 7, 2012 @ 9:44 am

    • Son dos canciones potentes, las elegí buscando en contraste, tal como le explicaba a Juanky y por eso pusé solo dos, en vez de tres o cuatro como hago otras veces.
      Si te ha gustado Youkali vale la pena escuchar las otras versiones que he enlazado en el post, de hecho, me costó mucho elegir la de Stratas, puesto que todas tienen su encanto, desde la ternura desgarrada de Ute Lemper, hasta la pasión gitana de Diego el Cigala.
      Campanades a Morts es, sin duda, la protagonista y no solo por la canción en sí, sino, como bien dices, por los sentimientos que nos produce esta gris realidad que nos ha tocado últimamente. No sé, me produce cierta angustia ver como temas que tenia olvidados en el desván de la música de mi adolescencia, vuelven a ser, tristemente, muy actuales.
      La versión que he puesto es especial porque el concierto fue un homenaje a los trabajadores asesinados en la conmemoración del 30 aniversario, pero es una versión abreviada del tema. La canción original publicada en el disco que lleva su nombre, Campanades a Morts, dura más de 17 minutos y es realmente impresionante.
      Bexos

      Comentario por Rauxa — marzo 7, 2012 @ 10:02 am

  5. Me sobra una r en regusto… 😉

    Comentario por alejandradiazortiz — marzo 7, 2012 @ 9:45 am

    • Será el subconsciente, jeje. El regusto es tan amargo que necesita “rrefuerzo”

      Comentario por Rauxa — marzo 7, 2012 @ 10:03 am


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: